11 tips para llevarte mejor con tus compañeros de trabajo


En algún momento de nuestra vida laboral, académica y hasta social, debemos trabajar en conjunto con otras personas. Sin embargo, para muchos, el trabajo en equipo no es nada divertido. De hecho, muchos los consideran difícil, estresante y aburrido.


La buena noticia es que esto no tiene por qué ser así! El trabajo en equipo puede ser verdaderamente maravilloso si tan sólo aprendes a llevarte mejor con tus compañeros de trabajo. Descubre cómo hacerlo con estos estos 11 tips:


1. Primero conoce a las personas en un nivel humano


Todos somos seres humanos antes que nada. Por eso, reconoce que, más allá de ser “compañeros de trabajo”, las personas con las que estás trabajando son personas con sus respectivos gustos, deseos, perspectivas, verdades, preocupaciones... De ahí que el primer paso para facilitar el trabajo en equipo sea ver a tus compañeros como personas antes que nada.


Descubre qué les gusta y disfrutan, qué desean, qué quieren lograr, qué dificultades tienen en sus vidas, qué sueños y qué preocupaciones tienen… todo lo que logres descubrir!


De esta forma, cuando empiecen a trabajar, podrías preguntarles por su pequeña hija, o por su hermano que se acaba de graduar, o cómo van en su nueva casa. Si haces esto, las personas se sentirán mucho más cómodas contigo de inmediato.


2. Concéntrate en lo que tienes en común con los demás


Una de las explicaciones principales que da el Dalai Lama para su característica amabilidad –y su envidiable habilidad para hacer nuevos amigos– es que cuando conoce a alguien, escoge verlo como igual a él, en vez de verlo como diferente a él. Se concentra en lo que tiene en común con la persona que tiene al frente, en vez de pensar en todo lo que los diferencia.


Cuando haces esto, te relacionas mejor con los demás: naturalmente te sientes más cómodo con quienes te rodean, por lo cual te vuelves más amable. Además, es más fácil comunicarte, entender sus puntos de vista y llegar a acuerdos que beneficien a ambas partes.


muy muy feliz alegria felicidad regalos ser feliz alegre consejos ser feliz amor fe motivacion espiritualidad bienestar espiritual lovebox muymuyfeliz


3. Habla de forma muy respetuosa y precisa


El viejo adagio “Atrapas más moscas con miel que con vinagre” sigue siendo más cierto que nunca hoy en día. A nadie le gusta que le hablen bruscamente, que le griten, le exijan, le corrijan, que lo contradigan, que se rían de ellos, o que los insulten, especialmente en frente de otras personas.


Nunca contradigas lo que alguien dice, así no estés de acuerdo.


En vez de decir “No es así” o “No estoy de acuerdo”, podrías decir algo como “Ok. También podría ser…” o “Es cierto. Yo pienso que…” o “Así es, y además…”


Así las personas sienten que estás de su lado, que piensas como ellos y serán más suaves y permisivas contigo.


4. Escucha cuando te hablan


Cuando estés hablando con alguien, concéntrate en lo que te está diciendo… y no en lo que le vas a decir! Anima a las personas a hablar de ellos mismos (porque no podemos negar que nos encanta hacerlo), ponles mucha atención y mientras hablan, dales señales de que los estás escuchando (“Ajá…”, “Ok…”, “Sí…”).


muy muy feliz alegria felicidad regalos ser feliz alegre consejos ser feliz amor fe motivacion espiritualidad bienestar espiritual lovebox muymuyfelizDesigned by Freepik


5. Olvida la necesidad de tener la razón


Recuerda que el punto es hacer un buen trabajo en equipo y alcanzar un objetivo grupal. No se trata de tener la razón: se trata del equipo, no de ti! Cuando trabajamos en equipo, no importa lo que tú sabes, lo que tú crees, lo que tú piensas, lo que tú has hecho. Importa lo que todos saben, lo que todos creen, lo que todos piensan lo que todos han hecho y, más importantemente, lo que todo pueden hacer.


6. Permite que todos tengan y compartan su opinión


Todos tenemos opiniones y formas de ser diferentes y esto está muy bien, porque nos permite aprender el uno del otro y complementarnos.


Entiende que aunque las personas tengan opiniones diferentes a las tuyas, se merecen tu respeto y tienen derecho a compartirlas. Si tienen preocupaciones que no son tan importantes para ti, eso no quita el hecho de que son muy importantes para ellos, y tienen derecho a expresarlas.


Nunca digas “Estás equivocado” o “Eso no importa" o “No estoy de acuerdo contigo”. No dejes que estas palabras salgan de tu boca jamás, por más que estén en tu mente.


Siempre respeta las diferencias y sé justo; las personas lo apreciarán.


muy muy feliz alegria felicidad regalos ser feliz alegre consejos ser feliz amor fe motivacion espiritualidad bienestar espiritual lovebox muymuyfelizDesigned by Freepik


7. Ten paciencia con las personas


En muchas ocasiones, las personas con las que estamos trabajando están aprendiendo cómo hacer algo nuevo, se están acostumbrando a una forma de trabajar, están conociendo el estilo de la compañía. Esto puede llevar a que a veces se equivoquen, se demoren, o no hagan algo de la mejor manera. Lo importante es tenerles paciencia: recuerda cómo te sentías cuando tú estabas empezando/aprendiendo.


8. Celebra animadamente las cosas buenas que tienen o que hacen tu compañeros


Mira el lado bueno de las personas y verás cómo es de fácil apreciarlas y hacérselo saber. Pregúntate: “¿Qué hace muy bien esta persona? ¿Qué me gusta de ellos? ¿Qué es lo que más aporta al equipo? ¿Qué nos podría enseñar?”


Concéntrate en lo que descubras y hazle saber a esa persona más de una vez que aprecias mucho eso de él.


La forma más fácil de amable con tus compañeros es darles tu aceptación y apreciación sincera.


muy muy feliz alegria felicidad regalos ser feliz alegre consejos ser feliz amor fe motivacion espiritualidad bienestar espiritual lovebox muymuyfelizDesigned by Freepik


9. Propón tus ideas en forma de preguntas


No expreses tus ideas o tus hallazgos en forma de órdenes o con absolutos: expresiones como “No, eso no es así. Debe ser así” o “Eso no me gusta. Esto es mejor” casi nunca son bien recibidas por las personas.


Por el contrario, esfuérzate por dar sugerencias en forma de preguntas. Por ejemplo, “Eso que propones es una buena opción. ¿Qué les parece si ensayamos hacerlo así?” o “Ese color se ve bien. ¿Qué tal les parece este?”

Así tus compañeros no pensarán que estás actuando de forma autoritaria o brusca, o imponiendo tu opinión por encima de la de los demás.


10. Inclúyete en lo que hay que hacer y habla en plural


Así seas el líder del grupo, esfuérzate por dar órdenes o asignar labores de la forma más inteligente y asertiva. Decir “Podríamos hacer esto”, “Qué tal si empezamos con…”, “Organicemos esto un poco”, o “Pensemos en otras alternativas” te va a llevar mucho más lejos que decir “Haz esto”, “Empieza con…”, “Organiza esto más”, “Piensa en otras alternativas”, etc.


Cuando hablas de forma imperativa, puedes herir el ego de las personas, ofenderlas o ponerlas en tu contra, haciendo que cuestionen tu liderazgo. Sin embargo, si te incluyes a ti mismo en lo que estás diciendo, suena como si fueran un equipo que va en la misma dirección, como si pudieran contar contigo para lo que necesitan hacer, como si simplemente estuvieras mencionando algo que debe hacerse, no dándole una orden a alguien para que lo haga.


muy muy feliz alegria felicidad regalos ser feliz alegre consejos ser feliz amor fe motivacion espiritualidad bienestar espiritual lovebox muymuyfelizDesigned by Freepik


11. Cuando deban tomar una decisión, usen post its


En el momento de tomar una decisión, cada uno debe escribir en un post it la decisión/solución que desea implementar. Luego, todos los posts its se pegan en un tablero y se toma la decisión por mayoría, independiente de quién escribió qué en el post it. Si es necesario que una persona tenga más poder que otros en la toma de decisión, se le pueden dar dos post its. Así la decisión es más justa y no se pierde tiempo discutiendo por qué sí, por qué no, lo que cada uno cree, lo que cada uno sabe, etc.



¿Lo ves? Aunque muchas personas piensan que el trabajo en equipo es difícil y frustrante, no tiene que serlo! Con tan sólo aprender a trabajar mejor con tus compañeros, vas a sentirte mucho más cómodo y tranquilo con ellos.


Si trabajas bien con tu equipo, no hay límites para lo que puedan lograr!



Gracias a:

-Dale Carnegie, “How To Make Friends and Influence People”

-Genial Guru, “9 Consejos para trabajar en equipo con eficiencia”

-Dalai Lama, “El arte de la felicidad”



Si quieres leer más sobre este tema, te recomendamos visitar los siguientes sitios:

-Lifehack

-Mark Manson

-El Vaso Medio Lleno

-Zen Habits

-Tiny Buddha

-The Positivity Blog

-Genial Guru

Laura Arboleda

Categorías