Muy Muy Feliz

muy muy feliz alegria felicidad fe amor esperanza como ser feliz amor bienestar dios espiritualidad espiritual ser feliz psicologia psicologiaespiritual vivir sentirse bien motivacion inspiracion muymuyfeliz

10 formas de manejar mejor las situaciones, las relaciones y las personas difíciles




4. Aléjate amablemente


A veces, cuando las personas se ponen muy pesadas, lo mejor es simplemente alejarte amablemente y darle un espacio a la persona para que se calme un poco. De esa forma, la persona no te seguirá atacando y no tienes que enfrentarlo directamente, lo cual es ideal si se trata de una persona con jerarquía, como tu jefe, tu suegra, un cliente, un profesor, o un superior en tu trabajo. -Muy Muy Feliz


muy muy feliz alegria felicidad psicologia amor fe espiritualidad bienestar motivacion inspiracion espiritual alegre consejos apoyo calidad de vida respuestas buenavida serfeliz estarbien sermasfeliz vivirbien psicologiaespiritual calidaddevida muymuyfeliz


5. Repite un mantra de bienestar


Una de mis maneras favoritas de llenarme de fuerza y buena energía cuando estoy en una situación adversa o cuando alguien tóxico me está presionando o atacando es por medio de los mantras o afirmaciones de bienestar. -Muy Muy Feliz


Por ejemplo, podrías respirar lenta y profundamente un par de segundos y mentalmente decir algo así:


“Todo está bien. El amor divino de Dios y del Universo me protege. Siempre estoy a salvo y seguro. Estoy bien. La vida me ama y me apoya. Soy capaz de manejar cualquier situación en la que me encuentre. Todo está bien en mi mundo.” -Muy Muy Feliz


De esta forma, te recuerdas a ti mismo que nunca estás solo porque el Universo y la vida te cuidan y te apoyan, y no te sientes solo y abandonado en la situación difícil en la que estás. -Muy Muy Feliz


muy muy feliz alegria felicidad psicologia amor fe espiritualidad bienestar motivacion inspiracion espiritual alegre consejos apoyo calidad de vida respuestas buenavida serfeliz estarbien sermasfeliz vivirbien psicologiaespiritual calidaddevida muymuyfeliz


6. Pídele a Dios que te ayude a manejar bien la situación


A veces las cosas se salen de las manos y necesitamos un poco de ayuda. En esas situaciones, no está de más pedirle ayuda a Dios y al Universo para que te guíe en esa situación, para que te acompañen mientras las cosas se resuelven, para que te muestren la mejor manera de solucionar el asunto, para que te llene de luz, de tolerancia, de compasión y de paciencia. Si quieres encomendarte a Dios o pedirles ayuda a los ángeles, hazlo de la manera que más natural te parezca. -Muy Muy Feliz


Si quieres ir un paso más allá, visualiza cómo la luz divina de Dios y del Universo llega a ti por medio de tu coronilla, se asienta en tu corazón, se esparce por todo tu cuerpo y crea un círculo de luz alrededor tuyo que te protege. -Muy Muy Feliz


muy muy feliz alegria felicidad psicologia amor fe espiritualidad bienestar motivacion inspiracion espiritual alegre consejos apoyo calidad de vida respuestas buenavida serfeliz estarbien sermasfeliz vivirbien psicologiaespiritual calidaddevida muymuyfeliz


7. Ponle una pausa asertiva y respetuosa al ataque


Si la persona te está tratando muy mal, siendo muy pesada, insultándote o si ya está empezando a afectar mucho, podrías decirle a la persona algo asertivo y respetuoso para recordarle que no está actuando de la mejor manera y para poner fin al ataque. -Muy Muy Feliz


Por ejemplo,

-“Entiendo que estás molesto y si necesitas que te escuche, lo haré con mucho gusto. Pero si sólo vas a seguir atacándome, creo que es mejor que me vaya.” -Muy Muy Feliz

-“¿Por qué no nos tomamos un momento para calmarnos un poco y después seguimos hablando sobre esto?” -Muy Muy Feliz

-“Creo que estás muy molesto y de pronto no es el mejor momento para tener esta conversación. Si quieres, cuando estés un poco más tranquilo, hablamos.” -Muy Muy Feliz

-“Entiendo que estás molesto y tienes rabia, pero la verdad es que tratarme mal no va a solucionar las cosas.” -Muy Muy Feliz

-“Mejor terminemos esta conversación en otro momento que estamos un poco alterados y es mejor hablar cuando estemos más tranquilos.” -Muy Muy Feliz

-“Entiendo que estás muy molesto, pero no me parece justo que me trates mal cuando yo no te trato mal a ti.” -Muy Muy Feliz

-“Tomémonos un momento para pensar las cosas con cabeza fría y luego hablamos. ¿Te parece?” -Muy Muy Feliz

-“Entiendo tu punto. Cuando estemos un poco más tranquilos te comparto lo que pienso.” -Muy Muy Feliz


De esta forma, detienes el ataque, le pones fin la situación difícil antes de que explotes y consigues un poco de tiempo para que los involucrados se calmen. -Muy Muy Feliz